Header Ads

EL FUNCIONAMIENTO DEL CORAZON

CUATRO FASES QUE SON DOS: Dilatación y Contracción

El ciclo cardíaco es el trabajo del corazón entre latido y latido. Las cámaras cardíacas se dilatan (Diastole) y se contraen (Sistole) siguiendo un orden preciso.

FUNCIONES NOBLES

El esqueleto tiene encomendadas misiones muy importantes. Su función principal es el sostenimiento del organismo y de todos sus órganos, a los que también sirve de protección.Además, los huesos son un firme punto de anclaje para tendones y músculos, que tienen a su cargo la responsabilidad de los desplazamientos y las acciones voluntarias. Los huesos también participan en otras funciones esenciales del organismo. Así, cuando es necesario, liberan los minerales almacenados en su estructura. En el interior de los' huesos largos, se aloja la médula ósea o tuétano, que es un tejido donde se fabrican los glóbulos rojos y algunos glóbulos blancos.

Diastole Auricular

Las aurículas se dilatan y se llenan con la sangre procedente de las venas cavas y las venas pulmonares.

Diastole Ventricular

Al final de la diàstole ventricular, los ventrículos están repletos de sangre, y las válvulas, cerradas.

Sistole Auricular

. Las aurículas se contraen, las válvulas auriculo ventriculares se abren y la sangre pasa a los ventrículos.

Sistole ventricular

Los ventrículos se contraen y las válvulas se abren. La sangre fluye por las arterias pulmonares y la arteria aorta.

¡BOOM BOOM ! EN CICLOS

El proceso comprendido entre dos latidos consecutivos se denomina ciclo cardíaco. Se produce en cuatro fases, en que las estructuras musculares cardíacas se contraen y se dilatan de acuerdo con un plan preciso. La fase de relajación del músculo cardíaco se llama diàstole; su contracción, sístole. Durante la diàstole auricular, se llenan de sangre las cámaras superiores del corazón o aurículas. Las venas cavas vacían en la aurícula derecha la sangre procedente del organismo, mientras que las venas pulmonares vierten en la aurícula izquierda la sangre oxigenada en los pulmones. Cuando las aurículas están llenas, se contraen. Es la sístole auricular. La fuerza de contracción incrementa la presión en el interior de estas cavidades, se abren las válvulas auriculoventriculares y la sangre fluye a los ventrículos. Los ventrículos reciben la sangre en la fase de diàstole ventricular. Al abrirse las válvulas, los ventrículos se llenan rápidamente de sangre en sus tres cuartas partes. Las contracciones de la aurícula completa el llenado ventricular. Cuando los ventrículos están a rebosar, se contraen. Es la sístole ventricular. Es la fase más trascendente del ciclo cardíaco. Durante esta sístole ventricular, la sangre contenida en el ventrículo derecho es impulsada hacia los pulmones por las arterias pulmonares, mientras que la sangre del ventrículo izquierdo es impelida con fuerza hacia todo el organismo por la arteria aorta.

AUTOSUFICIENCIA ELÉCTRICA

El corazón se gobierna a sí mismo, aunque es evidente que, como los restantes órganos del cuerpo, se halla bajo la influencia del sistema nervioso central. Con todo, el corazón puede vanagloriarse de poseer un sistema propio de estimulación eléctrica. Agrupadas en la aurícula derecha del músculo cardíaco, se disponen células nerviosas especializadas, que generan y transmiten impulsos a las aurículas. Además, por ambos ventrículos se extiende un tejido conductor especial o haz de His, que transmite y coordina las órdenes de la contracción ventricular.

AUTO CONTROL ELÉCTRICO

El corazón posee su propio «sistema» nervioso. El nodulo sinusal es un tejido nervioso especializado, que actúa de marca pasos al enviar impulsos nerviosos regulares a las aurículas. Está conectado con el nodulo atrio ventricular. Este nodulo extiende la orden de contracción por todo el ventrículo, gracias a un tejido conductor especial o haz de His. El electrocardiograma (abajo) es el registro continuo de la actividad eléctrica del corazón.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.